Archive for Lo que aprendi en Clase

El etiquetado ecológico

Para adquirir productos “ecológicos” o más respetuosos con el medio ambiente se pueden tener en cuenta los criterios ambientales que se recogen en:

  • El etiquetado ecológico basado en el ciclo de vida.
  • Las etiquetas basadas en un aspecto ambiental en concreto.
  • Las declaraciones ambientales del producto.

El Análisis del Ciclo de Vida (ACV) es una herramienta fundamental en la etapa de diseño de productos o servicios (ecodiseño) y en los casos de ecoetiquetado. La mayoría de los programas oficiales de etiquetado ecológico existentes basan sus criterios en el ciclo de vida (Etiqueta de la Unión Europea, Nordic Label, Ángel Azul, etc.).

También existen otras etiquetas públicas que se centran en una cuestión medioambiental concreta, como el uso de la energía o los niveles de emisiones (por ejemplo la etiqueta Energy Star que es un programa voluntario de etiquetado basado sólo en la eficiencia energética).

Por otro lado las Declaraciones Ambientales del Producto (EPD) muestran información estandarizada basada en el ACV de un producto o servicio con diagramas que presentan un conjunto de indicadores ambientales referentes al calentamiento global, consumo de recursos, generación de residuos, etc.).

Sistemas de Ecoetiquetado

Existen varios instrumentos que pretenden reducir los efectos ambientales de los productos durante su ciclo de vida, todos ellos promovidos por la Política Integrada de Producto (PPI). La PPI se centra en las decisiones tomadas en cada una de las fases del producto, desde la extracción de materias primas, producción, distribución, utilización hasta la gestión de residuos, y en los puntos de mejora en cada una de ellas, especialmente en el diseño ecológico de los productos, la elección informada del consumidor y en los precios del producto. Para incrementar la demanda ecológica es imprescindible que los consumidores tengan un fácil acceso a la información de las características ambientales de los productos, y esto se consigue a través del etiquetado del producto.

Hay que diferenciar entre las libres declaraciones del fabricante, que llevan en algunas ocasiones a información confusa. Términos y expresiones como “eco”-, “natural”, “producto ecológico”, “verde”, “no contamina”, “amigo de la naturaleza”, etc. Y las ecoetiquetas o certificaciones de tercera parte reconocidas, por las que el consumidor tiene la certeza de que el producto o servicio ha sido evaluado durante todo su ciclo de vida y controlado por un organismo independiente, que certifica que cumple los requisitos ambientales exigidos.

La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha desarrollado diferentes opciones de etiquetado ecológico:

  • ISO tipo I: etiquetas verificadas por terceros, como la Etiqueta Ecológica Europea. Su obtención está condicionada a disponer de un Análisis de Ciclo de Vida (ACV) y de una certificación de los datos realizada por un organismo independiente.
  • ISO tipo II: las declaraciones medioambientales y las declaraciones del propio fabricante. La Comisión utiliza directrices para la elaboración y evaluación de las declaraciones medioambientales del fabricante, dirigidas a los fabricantes o distribuidores, basándose en la norma ISO 14021:1999, para evitar las afirmaciones engañosas y favorecer las correctas. No necesitan un Análisis del Ciclo de Vida del producto y tampoco es necesario la certificación de un organismo independiente.
  • ISO tipo III: declaraciones medioambientales sobre productos, en la que no es necesaria la certificación de un organismo independiente, pero disponen de un Análisis de Ciclo de Vida parcial.

Leave a comment »

Gestión medioambiental en la empresa

Gestión medioambiental en las empresas

La gran mayoría de las empresas reconocen hoy día que tienen que tener una preocupación eficaz por el ambiente. Unas veces por convencimiento propio y otras por la presiónde la opinión pública o de la legislación, las actividades industriales y empresariales se ven obligadas a incorporar tecnologías limpias y a poner medios para evitar el deterioro del ambiente. 

En los últimos años ha aumentado el número de empresas que se ponen objetivos o tienen programas en cuestiones de medioambiente. La finalidad, en bastantes casos, no es solo cumplir con la legislación ambiental sino colaborar en la mejora de la situación.

Sistema de gestión medioambiental (SGMA)

Se conoce con este nombre al sistema de gestión que sigue una empresa para conseguir unos objetivos medioambientales. La empresa que implanta un SGMA se compromete a fijarse objetivos que mejoran el medioambiente, a poner en marcha procedimientos para conseguir esos objetivos y a controlar que el plan está siendo cumplido.

Los principales objetivosde un sistema de este tipo son: 

  • Garantizar el cumplimiento de la legislación medioambiental
  • Identificar y prevenir los efectos negativos que la actividad de la empresa produce sobre el ambiente y analizar los riesgos que pueden llegar a la empresa como consecuencia de impactos ambientales accidentales que pueda producir. Por ejemplo, una industria química que produce un determinado tipo de vertidos debe conocer el impacto que está teniendo sobre el ambiente con su actividad normal, pero también tiene que prever que riesgos se pueden derivar de posibles accidentes como puede ser el caso de la rotura de un depósito, un incendio o similares.
  • Concretar la manera de trabajar que se debe seguir en esa empresa para alcanzar los objetivos que se han propuesto en cuestiones ambientales.
  • Fijar el personal, el dinero y otros recursos que la empresa tendrá que dedicar para sacar adelante este sistema, asegurándose de que van a funcionar adecuadamente cuando se necesiten, por ejemplo, en caso de un accidente de los que comentábamos antes.

Instrumentos para un sistema de gestión medioambiental

Los instrumentos más habitualmente usados son: 

  • La investigación, la educación, la planificación y otros planteamientos generales.
  • Evaluación del Impacto Ambiental.
  • Etiquetado ecológico que está directamente relacionado con el Análisis del Ciclo de Vida del producto, como veremos.
  • Auditoría de medio ambiente, muy relacionada con la obtención de Certificaciones como la ISO 14 000 u otras similares.

Las actividades que las empresas hacen para poner en marcha un buen sistema de gestión medioambiental tienen como finalidad prevenir y corregir. Prevenir es más eficaz que corregir. Es especialmente necesario cuando se está pensando en poner en marcha una nueva industria, la construcción de una carretera u otra obra pública, o cuando se piensa introducir una modificación en lo que ya se tiene. En estos casos es mucho más eficaz y barato prever lo que puede causar problemas y solucionarlo antes, que intentar corregirlo cuando ya se está con la actividad en marcha.

Leave a comment »

Política ambiental

Principios de la política ambiental

Aunque no existe un acuerdo general sobre los principios de la política ambiental, hay algunas bases generalmente aceptadas.

  • Los principios del desarrollo sostenible.
  • El principio de responsabilidad.
  • El principio de prevención, según el cual siempre es mejor prevenir que corregir.
  • El principio de sustitución que exige remplazar sustancias peligrosas por substitutos menos contaminantes y procesos de alta intensidad energética por otros más eficientes siempre que estén disponibles. Para determinar las mejores técnicas disponibles, 32 grupos de trabajo en el Institute for Prospecitve Technological Studies en Sevilla elaboran y revisan los llamados BAT Reference Documents para cada sector industrial.
  • El principio de: “el que contamina paga” para los casos en los que no se puede prevenir el daño ambiental, siempre que sea posible identificar el causante.
  • El principio de la coherencia que requiere la coordinación de la política ambiental con otros departamentos y la integración de cuestiones ambientales en otros campos (por ejemplo política de infraestructuras, política económica).
  • Principio de la cooperación, según el que la integración de importantes grupos sociales en la definición de metas ambientales y su realización es indispensable.
  • La política ambiental debe basarse siempre en los resultados de investigaciones científicas.

Instrumentos de la política ambiental

  • Instrumentos jurídicos: El conjunto de normas y disposiciones legales respeto al medio ambiente a nivel local, regional, nacional e internacional.
  • Instrumentos administrativos: Evaluaciones, controles, autorizaciones y regulaciones. Algunos ejemplos son las evaluaciones de impacto ambiental y auditorías ambientales.
  • Instrumentos técnicos: La promoción y aplicación las mejores tecnologías disponibles tanto para acciones preventivas como correctoras.
  • Instrumentos económicos y fiscales: Subvenciones, impuestos, tarifas y tasas. La idea es recompensar parte de los costes de acciones positivas y penalizar los que perjudican al medio para internalizar los costes ambientales.
  • Instrumentos sociales: Los puntos claves de este instrumento son la información y la participación. Intentan concienciar a la sociedad a través de la educación ambiental, información pública y integración en proyectos ambientales.

Leave a comment »

Impactos Sobre Aire Agua Y Suelo

Los impactos relacionados con el agua incluyen todo los ámbitos relacionados con su ahorro y su posible contaminación al realizar vertidos de residuos. De este modo, debemos priorizar aquellos materiales que no transmiten elementos tóxicos o contaminantes al agua, los mecanismos que permiten ahorrar agua en los puntos de consumo, las instalaciones de saneamiento para la gestión de las aguas residuales de diferentes orígenes y los sistemas que permiten reutilizar el agua de la lluvia o la depuración de las aguas residuales para su uso posterior.

Otras fuentes que dañan el agua son:

Agentes patógenos.

•Bacterias, virus, protozoarios, parásitos que entran al agua provenientes de desechos orgánicos.
Desechos que requieren oxígeno.

•Los desechos orgánicos pueden ser descompuestos por bacterias que usan oxígeno para biodegradarlos. Si hay poblaciones grandes de estas bacterias, pueden agotar el oxígeno del agua, matando así las formas de vida acuáticas.
Sustancias químicas inorgánicas.

•Ácidos, compuestos de metales tóxicos (Mercurio, Plomo), envenenan el agua.
Los nutrientes vegetales pueden ocasionar el crecimiento excesivo de plantas acuáticas que después mueren y se descomponen, agotando el oxígeno del agua y de este modo causan la muerte de las especies marinas (zona muerta). Sustancias químicas orgánicas.- Petróleo, plásticos, plaguicidas, detergentes que amenazan la vida. Sedimentos o materia suspendida.- Partículas insolubles de suelo que enturbian el agua, y que son la mayor fuente de contaminación.

Sustancias radiactivas que pueden causar defectos congénitos y cáncer.

Calor.- Ingresos de agua caliente que disminuyen el contenido de oxígeno y hace a los organismos acuáticos muy vulnerables.

El impacto ambiental en el aire es el que se produce como consecuencia de la emisión de sustancias tóxicas. La contaminación del aire puede causar trastornos tales como ardor en los ojos y en la nariz, irritación y picazón de la garganta y problemas respiratorios. Bajo determinadas circunstancias, algunas substancias químicas que se hallan en el aire contaminado pueden producir cáncer, malformaciones congénitas, daños cerebrales y trastornos del sistema nervioso, así como lesiones pulmonares y de las vías respiratorias. A determinado nivel de concentración y después de cierto tiempo de exposición, ciertos contaminantes del aire son sumamente peligrosos y pueden causar serios trastornos e incluso la muerte.

Las emisiones generadas por los edificios pueden afectar a la atmósfera, lo que se traduce en un impacto local o global. Las emisiones también pueden deteriorar el ambiente interior de los edificios y perjudicar la salud de sus ocupantes. Deben evitarse los materiales que emiten compuestos orgánicos volátiles, formaldehídos, radiaciones electromagnéticas o gases tóxicos o de difícil combustión. En cuanto al ruido, se recomienda utilizar aparatos con niveles bajos de emisión de ruidos.

El impacto sobre el suelo. Un suelo se puede degradar al acumularse en él sustancias a unos niveles tales que repercuten negativamente en el comportamiento de los suelos.

El daño que se causa a los suelos es de la misma magnitud que el que se causa al agua y al aire, aunque en realidad algunas veces es menos evidente para nosotros; sin embargo, es importante conocer los lugares donde es más probable que se contamine el suelo. Algunos de estos sitios son los parques industriales, los basureros municipales, las zonas urbanas muy pobladas y los depósitos de químicos, combustibles y aceites, etc., sin dejar de mencionar las zonas agrícolas donde se utilizan los fertilizantes o pesticidas de manera excesiva. Dentro de los contaminantes de suelos se encuentran los residuos antropogénicos, cuyo origen puede ser doméstico, industrial, de hospitales o de laboratorios. Independientemente de su origen, los residuos pueden ser peligrosos o no peligrosos.

Los peligrosos son aquellos que por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables o biológicas, representan un riesgo para la salud de las personas y el ambiente, mientras que los residuos no peligrosos se denominan residuos sólidos.

Los residuos sólidos pueden ser clasificados como degradables o no degradables, considerándose un residuo degradable aquel que es factible de descomponerse físicamente; por el contrario, los no degradables permanecen sin cambio durante periodos muy grandes.

Leave a comment »

Criterios de Sostenibilidad Ambiental

CRITERIOS DE SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL EN PROYECTOS AGROPECUARIOS DEL PROGRAMA DE DESARROLLO ALTERNATIVO

Objeto: El objetivo final de la sostenibilidad es mejorar la calidad de vida a largo Plazo.

Criterios: Los criterios de sostenibilidad ambiental que deben cumplir todos los proyectos del programa de desarrollo alternativo son:

a. Protección de ecosistemas naturales

Los ecosistemas naturales como un complejo dinámico de comunidades vegetales, animales y de microorganismos y su medio no viviente que interactúan como una unidad funcional, necesita brindar una atención importante porque nos proveen los siguientes servicios:

Moderan los extremos del clima y sus impactos;
Dispersan las semillas;
Mitigan los efectos de las sequías y las inundaciones;
Protegen a la gente de los dañinos rayos ultravioleta del sol;
Ciclan y movilizan a los nutrientes;
Protegen a los cauces de los ríos y los arroyos de la erosión;
Detoxifican y descomponen a los desperdicios;
Controlan a las plagas agrícolas;
Mantienen a la biodiversidad;
Generan y preservan al suelo y renuevan su fertilidad;
Contribuyen a la estabilidad del clima;
Purifican al aire y al agua;
Regulan a los organismos portadores de enfermedades; y
Polinizan a los cultivos y a la vegetación natural.
Por consiguiente los proyectos financiados por USAID deben cumplir lo siguiente:
Las nuevas parcelas sólo pueden establecerse en áreas ya deforestadas;
Los cultivos hechos tradicionalmente deben tener una cubierta mixta de árboles nativos, se debe reforestar a lo largo del perímetro de la parcela, los ríos y carreteras y en áreas que no estén en producción.
b. Conservación de la vida silvestre

La conservación de la vida silvestre como una regulación de animales y plantas salvajes de forma que permita su continuidad como un recurso natural, toma importancia para la sostenibilidad de los proyectos pues a través de ella se pueden realizarse los procesos ecológicos. Por lo tanto en los proyectos es necesario tener en cuenta lo siguiente:

Debe establecerse corredores biológicos,
Debe protegerse los hábitats críticos y en peligro.
No se debe sembrar en Parques designados oficialmente, corredores biológicos y zonas de amortiguamiento,
Se debe tomar medias especiales para proteger las especies amenazadas,
Se prohíbe la cacería, con algunas excepciones para los proyectos de subsistencia,
Se prohíbe la recolección comercial de flora y fauna.
c. Manejo integrado de Plagas

La presencia de problemas fitosanitarios en el campo es diversa y compleja, ya que afecta directamente la producción de los diferentes cultivos predominantes en el área. Se identifican las principales plagas, enfermedades y malezas que tienen mayor impacto en la producción; sin embargo, los planes de control o regulación se encuentran sujetos básicamente al uso de una lista de plaguicidas, lo que cada vez hace difícil este control, por lo tanto el Programa enfoca el control fitosanitario dentro de un manejo integrado de plagas que debe ofrecer a los agricultores los medios para tomar decisiones informadas, para que no desperdicien sus recursos ni pongan en peligro su salud, ni dañen sus cultivos o el medio ambiente. En consecuencia se debe aplicarse técnicas de manejo integrado de plagas y hacerse un uso mínimo y estricto de agroquímicos, permitiéndose solo los plaguicidas registrados en el PERSUAP, y cuando se utiliza los productos químicos listados en el PERSUAP debe aplicarse las mejores prácticas de manejo en el transporte, almacenamiento y aplicación, debe brindarse equipos de seguridad y entrenamiento a los aplicadores y manipuladores de los mismos.

d. Manejo sostenible del suelo (Conservación de suelos)

La calidad del suelo es un concepto basado en la premisa de que su manejo puede deteriorar, estabilizar o mejorar las funciones del ecosistema suelo, ante esto nace el interés en mantener la calidad del suelo para la sostenibilidad de los sistemas de producción agrícola y la calidad del medio ambiente, la fertilidad del suelo es estrechamente asociada con rendimientos de la cosecha y que los métodos agrícolas tradicionales concentrados en la labranza intensiva, altos niveles de mecanización y el suministro externo como medios para incrementar la fertilidad del suelo y los rendimientos de la cosecha crean cada vez mas desventajas, como la compactación del suelo, la contaminación del suelo y el agua por pesticidas, el decrecimiento de la biodiversidad y el incremento de la erosión como consecuencias de este tipo de manejo, resultan cada vez más evidentes, por eso mantener y mejorar la calidad del suelo en sistemas de cultivo continuo es crítico para sostener la productividad agrícola y la calidad del medio ambiente para las futuras generaciones, por lo que urge la aplicación de ciertas medidas para garantizar la sostenibilidad ambiental y por ende la sostenibilidad de la producción agrícola. En este contexto en los proyectos financiados por el Programa tenemos que tener las siguientes consideraciones:

Establecer los cultivos de acuerdo con La capacidad de uso potencial de suelos.
Plantar barreras rompevientos donde sean necesarias.
Establecer cultivos de cubierta vegetal.
Incorporar los rastrojos de cultivo
No realizar quemas
Sembrar a lo largo de los contornos de un mismo nivel topográfico.
e. Conservación de recursos hídricos

Los recursos hídricos que constituyen todo tipo de cuerpos de agua juegan un papel importante en el desarrollo de las actividades, y en especial para las actividades agropecuarias es un recurso indispensable, Por lo tanto se debe tener las siguientes consideraciones:

No se debe alterar el curso de las corrientes, bajar los niveles de agua, o hacer algún cambio permanente en los sistemas hidrológicos,
Hay que proveer zonas de amortiguamiento a lo largo de los ríos, lagos y fuentes,
Reducir la sedimentación,
Eliminar los derrames químicos y toda la polución,
Filtrar las aguas usadas en el procesamiento, antes de devolverlos a la naturaleza,
Conservar el agua y reciclarla siempre que sea posible.
Manejar con cuidado los combustibles y lubricantes para prevenir la contaminación de las aguas.
f. Manejo de residuos sólidos y líquidos

El manejo de desechos debe ser completo e integrado, estableciéndose un plan de reducción, reutilización y reciclado de los mismos, hay que mantener limpias las parcelas, sin desechos y con un mínimo de basura, e instalar lugares para la recepción de desechos sólidos y estaciones de empaque. Los desechos orgánicos deben utilizarse para enriquecer los suelos de la parcela, siempre que sea posible.

Leave a comment »

Crisis ambientales (clase 5)

¿CUÁLES SON LAS DIMENSIONES DE ESTA CRISIS GLOBALIZADA?

 La crisis ambiental continúa avanzando, haciéndose cada vez más compleja y globalizada. El debate ambiental ha evolucionado desde los años setenta, cuando se organizó el primer “Día de la Tierra” y la Conferencia de Estocolmo. Con frecuencia se escuchaba que personas o grupos como Greenpeace debatían y protestaban contra problemas más bien locales, tales como la tala de bosques, la contaminación industrial y nuclear, los derrames de petróleo, buscando responsabilizar a los causantes de estos desastres. Hoy en día es más difícil identificar o aislar al “responsable” de los problemas, debido a la influencia que ejercen los procesos de globalización económica, cultural, social y política.

 La comunidad internacional ha buscado espacios comunes para analizar y llegar a acuerdos para enfrentar conjuntamente esta crisis globalizada, con poco éxito hasta el momento. La reciente Cumbre Ambiental en Johannesburgo (2002), diez años después de la cumbre de Río, encontró que, exceptuando algunos esfuerzos entre países por recuperar la capa de ozono, no hubo grandes avances ni en logros ni en compromisos ambientales globales. Esta situación continúa poniendo en riesgo la supervivencia humana particularmente de las personas en zonas más pobres que tienen menos posibilidades de hacer frente a las adversidades ambientales recuperarse. Fue evidente durante la Cumbre que los intereses de crecimiento económico de los grandes transnacionales bancos países más poderosos han limitado los compromisos ambientales logrados. La falta de compromiso ambiental de potencias como Estados Unidos desanimó a otros de comprometerse, e incluso hizo que algunos países anularan sus compromisos anteriores. Los compromisos logrados se limitaron principalmente a asuntos de provisión de agua potable y saneamiento en países que carecen de estos servicios, cuyo costo será asumido por los países desarrollados.

 Un fenómeno de los últimos treinta años, quizás uno de los más preocupantes en la actualidad, ligado a la creciente expansión industrial y al consumo de combustibles fósiles, es el del drástico cambio climático en todo el planeta. Aunque el proceso es complejo, la mayoría de científicos coincide en que actividades humanas como la quema de combustibles de vehículos, la calefacción de viviendas en invierno, la industria, etc., aumentan las concentraciones de dióxido de carbono y otros “gases de invernadero” en la atmósfera, elevando así la temperatura mundial y haciendo que se derritan los glaciares, aumente el nivel del mar, se alteren los patrones climáticos, y se agudicen las inundaciones y sequías. Donde más se sienten los efectos nocivos son las zonas áridas con escasez de agua, y zonas costeras altamente pobladas en países económicamente pobres, donde el aumento del nivel del mar amenaza con desplazar a decenas de millones de personas.

No podemos ignorar el impacto que ejerce sobre el ambiente el sistema económico globalizado basado en principios neoliberales. Los países en vía de desarrollo son animados e influenciados a abrir sus economías y a privatizar los servicios públicos. Con ello, se abren las puertas para la penetración de capital extranjero. Parte de lo que atrae tales inversiones es la posibilidad de trasladar compañías transnacionales (en ocasiones muy contaminantes) a países donde los controles de contaminación son menores, lo cual reduce costos operativos. El sistema de libre mercado también puede llevar al abuso de los recursos naturales, en la medida que los países más poderosos especifican los términos de comercialización, protegen o subsidian sus propias industrias nacionales, y buscan que otros países brinden sus recursos ecológicos no renovables como materia prima para el mercado mundial.

 La intensificación de la producción agrícola es otro aspecto de la globalización con crecientes impactos ambientales. Las exigencias del mercado internacional de alimentos y la presión de la competitividad para producir en forma más y más rentable han conducido a la tecnificación para la producción intensiva de plantas transgénicas. Esta tecnología permite producir con mayor eficiencia en el corto plazo. Sin embargo, en el largo plazo genera graves efectos ambientales como la degradación de la tierra, la pérdida de biodiversidad, el alto consumo y la contaminación del agua, entre otros. En Argentina, la producción masiva de la soya transgénica mediante el monocultivo ha recibido fuertes críticas por minar la fertilidad del suelo y por contribuir al desempleo rural.

La sociedad actual puede definirse como una “sociedad de consumo”, y como tal también tiene grandes efectos sobre la ecología y la situación ambiental. La tala de bosques en el Brasil y muchos otros países tropicales es un ejemplo de un problema grave que avanza al ritmo impresionante de la sociedad de consumo: cerca de 45000 hectáreas de bosques desaparecen por día, con la ayuda de potentes máquinas de alta tecnología. Las altas ganancias de la industria del papel y de muebles, la exploración petrolera y de minerales, y los cultivos de exportación (incluyendo los ilícitos), y curiosamente también, ¡el consumo de hamburguesas!, contribuyen a este fenómeno.

Leave a comment »

Educacion Ambiental(clase 4)

¿Qué es Educación Ambiental?

“La educación ambiental,
en un sentido amplio, incluyendo la concienciación y el entrenamiento,
provee el complemento indispensable de otros instrumentos del manejo ambiental.”

Es difícil determinar con exactitud cuando el término educación ambiental (EA) se usó por primera vez. Una posibilidad es la Conferencia Nacional sobre Educación Ambiental realizada en 1968 en New Jersey. A finales de los años 1960; en esa época se usaban varios términos, incluyendo educación para la gestión ambiental, educación para el uso de los recursos y educación para la calidad ambiental, para describir la educación enfocada a los humanos y el ambiente. Sin embargo, educación ambiental es el término que con mayor frecuencia se ha usado.

¿Qué es educación ambiental?

Para comprender qué es EA, será conveniente explicar lo que no es. La EA no es un campo de estudio, como la biología, química, ecología o física. Es un proceso. Para muchas personas, este es un concepto que se le hace difícil comprender. Mucha gente habla o escribe sobre enseñar EA. Esto no es posible. Uno puede enseñar conceptos de EA, pero no EA.

La falta de consenso sobre lo que es EA puede ser una razón de tales interpretaciones erróneas. Por ejemplo, con frecuencia educación al aire libre, educación para la conservación y estudio de la naturaleza son todos considerados como EA. Por otro lado, parte del problema se debe también a que el mismo término educación ambiental es un nombre no del todo apropiado.

En realidad, el término educación para el desarrollo sostenible sería un término más comprensible, ya que indica claramente el propósito del esfuerzo educativo: educación sobre el desarrollo sostenible, el cual es en realidad la meta de la EA. De hecho, el Consejo sobre Desarrollo Sostenible [del Presidente Clinton, Estados Unidos] sugirió que la EA está evolucionando hacia educación para la sostenibilidad, que tiene un “gran potencial para aumentar la toma de conciencia en los ciudadanos y la capacidad [para que ellos] se comprometan con decisiones que afectan sus vidas.”

¿Puede definirse la educación ambiental?

Sí; muchos autores, agencias y organizaciones han ofrecido varias definiciones. Sin embargo, no existe consenso universal sobre alguna de ellas.

Defino EA como:

  • · un proceso
  • · que incluye un esfuerzo planificado para comunicar información y/o suministrar instrucción
  • · basado en los más recientes y válidos datos científicos al igual que en el sentimiento público prevaleciente
  • · diseñado para apoyar el desarrollo de actitudes, opiniones y creencias
  • · que apoyen a su vez la adopción sostenida de conductas
  • · que guían tanto a los individuos como a grupos
  • · para que vivan sus vidas, crezcan sus cultivos, fabriquen sus productos, compren sus bienes materiales, desarrollen tecnológicamente, etc.
  • · de manera que minimizan lo más que sea posible la degradación del paisaje original o las características geológicas de una región, la contaminación del aire, agua o suelo, y las amenazas a la supervivencia de otras especies de plantas y animales.

En otras palabras, la EA es educación sobre cómo continuar el desarrollo al mismo tiempo que se protege, preserva y conserva los sistemas de soporte vital del planeta. Esta es la idea detrás del concepto de desarrollo sostenible.

Parecería curioso que tengamos que enseñar cómo desarrollar. Pero hay razones para creer que algunas personas no comprenden el impacto que muchos comportamientos humanos han tenido y están teniendo sobre el ambiente.

¿Cuáles son los componentes de la educación ambiental?

Se puede pensar que la educación ambiental consiste de cuatro niveles diferentes. El primer nivel es

I. fundamentos ecológicos

Este nivel incluye la instrucción sobre ecología básica, ciencia de los sistemas de la Tierra, geología, meteorología, geografía física, botánica, biología, química, física, etc. El propósito de este nivel de instrucción es dar al alumno informaciones sobre los sistemas terrestres de soporte vital. Estos sistemas de soporte vital son como las reglas de un juego. Suponga que Ud. desea aprender a jugar un juego. Una de las primeras tareas que necesita hacer es aprender las reglas del juego. En muchos aspectos, la vida es un juego que estamos jugando. Los científicos han descubierto muchas reglas ecológicas de la vida pero, con frecuencia, se descubren nuevas reglas. Por desgracia, muchas personas no comprenden muchas de estas reglas ecológicas de la vida. Muchas conductas humanas y decisiones de desarrollo parecen violar a muchas de ellas. Una razón importante por la cual se creó el campo conocido como educación ambiental es la percepción de que las sociedades humanas se estaban desarrollando de maneras que rompían las reglas. Se pensó que si a la gente se le pudiera enseñar las reglas, entonces ellas jugarían el juego por las reglas.

El segundo nivel de la EA incluye

II. concienciación conceptual

De cómo las acciones individuales y de grupo pueden influenciar la relación entre calidad de vida humana y la condición del ambiente. Es decir, no es suficiente que uno comprenda los sistemas de soporte vital (reglas) del planeta; también uno debe comprender cómo las acciones humanas afectan las reglas y cómo el conocimiento de estas reglas pueden ayudar a guiar las conductas humanas.

El tercer componente de la EA es

III. la investigación y evaluación de problemas

Esto implica aprender a investigar y evaluar problemas ambientales. Debido a que hay demasiados casos de personas que han interpretado de forma incorrecta o sin exactitud asuntos ambientales, muchas personas se encuentran confundidas acerca de cual es el comportamiento más responsable ambientalmente. Por ejemplo, ¿es mejor para el ambiente usar pañales de tela que pañales desechables? ¿Es mejor hacer que sus compras la pongan en un bolsa de papel o en una plástica? La recuperación energética de recursos desechados, ¿es ambientalmente responsable o no? Muy pocas veces las respuestas a tales preguntas son sencillas. La mayoría de las veces, las circunstancias y condiciones específicas complican las respuestas a tales preguntas y solamente pueden comprenderse luego de considerar cuidadosamente muchas informaciones.

El componente final de la EA es

IV. la capacidad de acción

Este componente enfatiza el dotar al alumno con las habilidades necesarias para participar productivamente en la solución de problemas ambientales presentes y la prevención de problemas ambientales futuros. También se encarga de ayudar a los alumnos a que comprendan que, frecuentemente, no existe una persona, agencia u organización responsable de los problemas ambientales.

Los problemas ambientales son frecuentemente causados por las sociedades humanas, las cuales son colectividades de individuos. Por lo tanto, los individuos resultan ser las causas primarias de muchos problemas, y la solución a los problemas probablemente será el individuo (actuando colectivamente).

El propósito de la EA es dotar los individuos con:

  1. el conocimiento necesario para comprender los problemas ambientales;
  2. las oportunidades para desarrollar las habilidades necesarias para investigar y evaluar la información disponible sobre los problemas;
  3. las oportunidades para desarrollar las capacidades necesarias para ser activo e involucrarse en la resolución de problemas presentes y la prevención de problemas futuros; y, lo que quizás sea más importante,
  4. las oportunidades para desarrollar las habilidades para enseñar a otros a que hagan lo mismo.

Leave a comment »