17 – Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía


 

La Sequía la podemos definir como una reducción temporal de la disponibilidad de agua en un área geográfica y un periodo de tiempo deteminado. Para matizar más esta definición podemos decir que cuando en un lugar y tiempo determinado el agua no es suficiente para abastecer a la comunidad (humamos, plantas y animales) hablamos de sequía.

La causa principal por la que se producen las sequías es por la falta de lluvias o precipitaciones, por ello el efecto sequía no podemos desvincularlo del concepto agua y cambio climático (fenómeno relacionado con cambios en las temperaturas, precipitaciones, nubosidad…). Otros factores que influyen son carencia de humedad del suelo, disminución de reservas en embalses y acuíferos, etc Las sequías, siempre o casi siempre, producen un impacto directo y notable sobre la población humana principalmente por falta de agua para consumo, producción de alimentos y en la economía de la sociedad, por lo que los efectos producidos están relacionados directamente con la vulnerabilidad de las personas.

 

Los efectos de la sequía no solo influyen en la agricultura, ganadería y otros sectores económicos de las comunidades vinculadas al ser humano sino que también tiene efecto en todos los organismos vivos, (plantas y animales). Esto significa que los daños se pueden producir, no sólo en los campos cultivados, sino también en los no cultivados, en zonas naturales protegidas y en la propia sociedad.

 

Los efectos de la sequía pueden ser sentidos a corto y a largo plazo, afectando no sólo al consumo básico de agua, la agricultura y la ganadería, sino también a actividades industriales básicas y al bienestar y la salud de los habitantes de las comunidades rurales y urbanas. La sequía provoca otros desastres, a saber: inseguridad alimentaria, hambruna, desnutrición, epidemias y desplazamiento de poblaciones de una zona a otras.

 

Cuando el agua es muy escasa y por lo tanto la higiene deficiente, surgen desórdenes psíquicos y físicos como el tracoma, la tuberculosis… que pueden llevar a la muerte. Este tipo de enfermedades, que se controlarían con una mejor higiene, están avanzando sin parar. Para las personas con inmunidad deprimida (VIH/SIDA) el acceso al agua limpia es fundamental. Hacia el año 2050 habría que disponer de agua para los 5.000 millones de habitantes más que habrá en el mundo y ofrecer unos buenos sistemas de saneamiento a 383.000 nuevos consumidores diarios.

 

A veces, las comunidades rurales pueden sobrellevar uno o dos períodos sucesivos de escasez de lluvias y pérdida de cosechas y ganado: la situación se convierte en emergencia crítica cuando han agotado todos sus recursos financieros, sus reservas de alimentos y otros mecanismos habituales para hacer frente a las crisis.

 

Los factores principales que afectan de primera mano al ser humano y que surgen como consecuencia de la sequía son:

 

        La Desertificación: El conjunto de procesos por los cuales una región árida pasa a ser un páramo, pierde su capacidad para retener vegetación y se convierte paulatinamente en un desierto. Este fenómeno es causa muchas veces de desastres de larga duración.

 

Hambruna: Una escasez catastrófica de alimentos que afecta a un gran número de personas y que se debe a causas climáticas, ecológicas y socioeconómicas. La hambruna puede provocar grandes migraciones hacia zonas menos afectadas.

Escasez de alimentos o malas cosechas: Reducción anormal del rendimiento de las cosechas al punto de que son insuficientes para atender a las necesidades nutricionales o económicas de la comunidad.

 

Como consecuencia de todo ello existe una necesidad mundial de hallar los medios y las medidas a tomar para luchar contra los efectos dañinos de la sequía. Por ello es necesaria la preparación de toda la sociedad para lograr un desarrollo duradero de los recursos hídricos en nuestro planeta. La ética en el comportamiento individual y público es fundamental para conseguir luchar contra este fenómeno, de ahí que desde Cruz Roja trabajemos para mejorar la vida de las personas que se ven afectadas en mayor y menor medida por este fenómeno.

 

Entendemos por Desertificación a aquellos procesos de degradación de determinadas tierras que no son desiertos pero tienden a adquirir las características de éstos.

 

La desertificación es el resultado de procesos en muchos casos vinculados con la acción humana, tales como destrucción de la cubierta vegetal, falta de agua y erosión del suelo.

 

Aproximadamente un tercio de la superficie de la tierra se ve afectada por el problema de la desertificación. Casi todos los sistemas fluviales han sido afectados por el hombre. Desvíos, presas, extracción excesiva, deforestación de las cuencas y la transformación de los humedales en tierras agrícolas o urbanas han agravado las condiciones de sequía en las tierras áridas, haciéndolas cada vez más reiterativas y severas, al tiempo que la intensidad y frecuencia de las inundaciones también aumenta.

 

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la desertificación amenaza a la cuarta parte del planeta, afecta directamente a más de 250 millones de personas y pone en peligro los medios de vida de más de 1 000 millones de habitantes de más de 100 países al reducir la productividad en la agricultura y la ganadería. La mayoría de las poblaciones afectada son de países pobres, los más vulnerables, provocando en muchos casos migraciones a otros lugares lo que conlleva a nuevos cambios y estilos de vida.

 

A todo esto hay que añadir que no solo la fata de agua provoca en los ecosistemas procesos de sequía y desertificación sino que las poblaciones humanas se encuentran susceptibles de enfermar por causas relacionadas con este elemento indispensable para la vida.

 

Las enfermedades relacionadas por el agua causan al año la muerte de unos cinco millones de personas, la mayoría niños menores de cinco años.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: